objetos presentes en todos los hogares

Muchos equipos de casa generan en realidad radiaciones electromagnéticas: Lámparas de bajo consumo, pantallas de televisión u ordenadores, radiadores eléctricos e incluso las mantas eléctricas. Todos estos objetos de la vida cotidiana generan campos eléctricos o magnéticos y/o funcionan gracias a ellos.

Recorramos la casa para identificar las fuentes más frecuentes:

en el salón/en la oficina:

  •  teléfono inalámbrico (DECT): es el tipo de teléfono inalámbrico más frecuente. Utiliza la banda de frecuencia de 1900 MHz. Consta de una base y de un microteléfono que emiten ondas de radio de baja potencia.
  • "sistema Wi-Fi": Se utiliza Wi-Fi en casa para conectar entre sí los terminales del hogar (ordenadores, televisión, etc.) o a Internet mediante ondas de radio. Los routers emiten regularmente una señal "baliza" muy débil y muy breve, tanto cuando reciben como cuando envían contenido.

 

en el baño

  • el secador de pelo, la máquina de afeitar eléctrica, el cepillo de dientes eléctrico, la máquina de depilar, etc.: La corriente eléctrica que atraviesa el motor de estos aparatos genera un campo electromagnético alrededor de 50 Hz, es decir equivalente al de una toma de corriente.

en la cocina

  • el horno de microondas: utiliza las propiedades térmicas de las radiofrecuencias. Los alimentos se calientan absorbiendo la energía generada por una radiación muy potente en un recinto confinado.

     ¡En realidad en todos los aparatos electrodomésticos que se utiliza para las necesidades cotidianas y que funcionan con la corriente eléctrica de 50 Hz de la casa!