posición de Orange

Ante las preguntas acerca de los posibles efectos de las ondas de radio emitidas por la telefonía móvil y las nuevas tecnologías de la comunicación, Orange pone en práctica una política estructurada en torno a cinco principios:

  • comunicar de manera transparente a los diferentes grupos de interés acerca de las ondas de radio y las tecnologías de la comunicación, utilizando adecuadas herramientas de información y diálogo;
  • contribuir a los esfuerzos de investigación en dosimetría (medición de la exposición a las ondas de radio);
  • asegurar el cumplimiento de las reglamentaciones locales (cuando las hubiera) y de las recomendaciones internacionales de la  ICNIRP en materia de valores límite de exposición;
  • fomentar el buen uso de los teléfonos móviles definido por el gobierno y las autoridades competentes en la materia.
  • poner en práctica una política de Grupo en materia de ondas de radio en el trabajo.

 La aplicación de esta política se apoya en una red de interlocutores en materia de  ondas de radio en el Grupo y sus filiales.