el papel clave de las estaciones base

Las estaciones base están en el centro de las redes móviles. Desplegadas en todo el territorio, mantienen el vínculo invisible entre los usuarios móviles y sus interlocutores. La red de estaciones base permite desplazarse sin perder la conversación, así como establecer la conexión en cualquier lugar.

En las redes móviles, las estaciones base transmiten / reciben ondas de radio que transportan el tráfico en un determinado territorio. Al igual que las antenas transmisoras de radio y televisión que funcionan gracias a sus propios sistemas de transmisión, los teléfonos móviles no podrían funcionar sin éstas. Su despliegue tiene un doble objetivo: Garantizar la cobertura geográfica más amplia posible y mantener una densidad suficiente de antenas transmisoras y receptoras para gestionar todo el tráfico en un punto dado.
Debido al modo en que se propagan las ondas de radio, las antenas están instaladas normalmente en una posición elevada, por ejemplo en el techo terraza o el tejado de un edificio o en la parte superior de torres. Su haz se propaga casi horizontalmente, como el de un faro en la costa, llegando sólo al suelo a una distancia de 50 a 200 metros de la antena, en función de su altura. A medida que aumenta la distancia, disminuye la intensidad del haz.

diferentes tipos de estaciones base
En sus territorios, los operadores instalan diferentes tipos de estaciones base, con una potencia de transmisión que va desde pocos milivatios a decenas de vatios.
se les utiliza generalmente en las celdas grandes. Pueden transmitir un gran número de comunicaciones simultáneas pero emiten sólo en un sector horizontal de 120°.
están destinadas a las pequeñas celdas y se les instala en fachadas de edificios o en mobiliario urbano, en zonas densas con gran tráfico móvil (estaciones de tren, aeropuertos, centros comerciales, etc.).
con una potencia de transmisión de pocos milivatios y un alcance de algunos metros, en paredes y techos, para servir de repetidores móviles o de punto de acceso Wi-fi al interior o alrededor de edificios públicos (hoteles, oficinas, estaciones de tren, etc.).

Para saber dónde se encuentran las estaciones base, lo más fácil es ponerse en contacto con los operadores que las instalan.
En algunos países, las autoridades ponen a disposición de los ciudadanos un mapa actualizado de estaciones base.

actualización de la página: 16 agosto 2016